Lineas de estudio: Ocio y Sociabilidad

El presente apartado se refiere a mis aportaciones en el estudio del ocio y los espacios de sociabilidad, las redes sociales trazadas en  ellos y sus sistemas de representación. Analizo este ámbito  a partir de las formas de sociabilidad, tema al que he dedicado buena parte de mi trabajo de investigación durante más de quince años. Dentro de este ámbito he abordado el tema de la masonería.

Si no estuviera aún detallado el tema de investigación que buscas, mientras sigo detallando las aportaciones de mis líneas concretas de investigación, puedes ver directamente algunos de los resultados en mi blog personal, en las pestañas de “publicaciones“, “papers” y “conferencias“, e incluso leer publicaciones al respecto que encontrarás en diversos apartados de ambos blogs, que puede decirse que son complementarios.

El estudio de la sociabilidad

El sentido último de mis estudios es  comprender y explicar el proceso real de implantación del Liberalismo en el siglo XIX. Para analizarlo, me he especializado en el siglo XIX, he abordado el último tercio del siglo XVIII y el primero del XX. Para estudiar ese proceso de implantación del liberalismo me he centrado en dos líneas principales, la sociabilidad y las elites. Me he centrado en un estudio de caso tan amplio como el Casino de Madrid, el cual, a través de los socios, sus familias, sus presentaciones, sus criados, su beneficencia, sus edificios y sus ornamentaciones me han permitido un amplio espectro para entender la cosmogonía de las élites que se reunían en él (1836-1940). A través de la sociabilidad y el ocio he estudiado las relaciones, las redes, y las formas de representación social del estatus. A través de las elites he analizado el poder desde sus raíces, estudiando el papel que ellas tuvieron en la construcción del Estado Liberal. He abordado las elites de primera y segunda fila, sus biografías, sus redes sociales y familiares, los grupos profesionales (profesores, ingenieros, militares, empleados), la denominada aristocracia trabajadora (los sirvientes dependientes de dicha élite).

Según mi hipótesis, los casinos fueron instituciones fundamentales en la sociedad española del XIX y principios del XX. Para comprobarla, me centré el Casino de Madrid, principal círculo de la élite dirigente afincada en la capital.

Comencé estudiando las formas de representación social que se generaban en los casinos estudiando a los criados del círculo. Abordé su alcance simbólico, pues eran el medio de reproducir los signos de prestigio de la aristocracia de Antiguo Régimen. Demostré cómo los patrones de comportamiento profesionales eran importados del propio servicio doméstico por los socios en sus hogares. Quedó reflejado en “Empleados del Casino…” (2000, IV Congreso de la AHS), novedoso análisis realizado “con éxito” como señaló Ángel Duarte en su publicación (“Mozos de oficio”, Campesinos, artesanos…, 2001). He de señalar que sobre el mundo de los criados he seguido trabajando todos estos años, incluido el presente, comparándolos con los criados del Congreso, del Senado y de Palacio (Jornadas de “Modernización no democrática”, 2011, CSIC, en prensa, 2012).

Mi primera monografía, El Casino de Madrid, orígenes y primera andadura (Madrid: Casino, 2002), versó sobre los espacios de sociabilidad masculinos que se crearon exnovo tras la caída del Antiguo Régimen en España (casinos, ateneos y liceos) y su proceso de institucionalización. Los situé en un contexto europeo (eran equivalentes a los clubes británicos y franceses) y los vinculé con los orígenes del Liberalismo. Los consideré fruto de una intensa necesidad social y política que condujo a establecerlos incluso pese a la inexistencia de derechos de asociación.

He seguido estudiando los elementos que conformaron los orígenes de los casinos españoles, vinculándolos estrechamente con el fenómeno societario italiano, como avancé en una conferencia en el CSIC (12-V-2004). Incidí en los modelos e influencias directas e indirectas de los casinos y sociedades patrióticas en el congreso internacional Ocio y vida cotidiana en la Universidad de Sevilla (22-IV-2006), que concreté en el “El origen dieciochesco de los casinos españoles” (coord. F. Roldán, 2008). Además, mostré la vía teórica de abordar estos círculos en la conferencia sobre las “Formas de análisis de un espacio de sociabilidad” (CSIC, IH, 28-II-2006).

Después, me centré en interpretar el sentido histórico del círculo decimonónico. A mi juicio, el Casino fue un espacio informal que permitió a la élite (empresarios, parlamentarios, militares, hombres públicos y administrativos) adaptarse a las nuevas necesidades políticas, sociales y económicas del liberalismo. Así lo abordé en dos investigaciones:

En la primera realicé un estudio prosopográfico de los principales grupos representantes del Casino, indicativos de la nueva burguesía y la aristocracia titulada que lo componía. Abordé el “network analysis”, descubriendo una vía novedosa para seguir las redes en estos círculos, las presentaciones de nuevos miembros. Uní, en el marco de la sociabilidad, el estudio de las redes al del capital social, mostrando las posibilidades que brindaban las relaciones gracias a la confianza y la influencia, que facilitaban el acceso a otros bienes materiales. Lo reflejé en la práctica a través de las uniones entre empresarios y políticos del Casino de Madrid. Obtuve el Premio de investigación de la Asociación de Historia Social de España 2007 y se publicó mi segundo monográfico, Del ocio al negocio (Madrid: La Catarata; 2007), que puede consultarse gratis en google books, en relevantes bibliotecas internacionales (Library of Congress, Bibliotheque Nationale de France).

En la segunda investigación, el grueso de la Tesis Doctoral, me centré en el proceso de tránsito del Antiguo Régimen al Liberalismo a través del estudio práctico de las elites en ese espacio privilegiado de circulación del poder. Analicé el Casino de Madrid como epicentro del poder de España concentrado en la capital que congregaba a la élite de primera y segunda fila. Escogí casinistas que representasen el origen de todas las clases en la pirámide social: desde quienes llegaban de la nada y lograron enriquecerse hasta la nueva clase política o la grandeza de España, pasando por militares, empresarios o periodistas. Examiné sus trayectorias biográficas y familiares, sus alianzas políticas y económicas tejidas con el resto de individuos de la élite. Élite que en su mayoría –y como una cuestión de familia- pertenecía a aquel microcosmos del Casino, que resultaba un espejo del macrocosmos de la realidad oligárquica decimonónica española.

Demostré cómo el Casino fue una pieza necesaria para la implantación del sistema liberal. Primero, porque facilitaba una amalgama de clases sociales, al impulsar la mezcolanza cotidiana entre la aristocracia y la burguesía. Segundo, porque fomentaba la esfera pública política propia del Liberalismo, incluida la trama de movimientos políticos a su favor o en su contra (como los conservadores, en torno al golpe de Diego de León en 1841, tema que abordo detenidamente por primera vez en la historiografía y sobre el que tengo encargada una conferencia en el Museo del Romanticismo, 2012; y sobre el proceso de la revolución de 1854 defendí dos papers a Congresos internacionales en Oporto y Lisboa). Tercero, el Casino facilitó la adaptación al Liberalismo porque permitía generar múltiples redes sociales continuando un sistema que fue imprescindible en el Antiguo Régimen. Tales redes se canalizaban en el plano político y económico con alianzas que luego se sellaban mediante lazos de sangre. Lazos que en un plano familiar unían a diferentes grupos sociales, consagrando la clásica unión del siglo XIX entre la burguesía enriquecida con la nobleza de alcurnia venida a menos. Cuarto, porque construía una identidad, amalgamando a toda esa elite como grupo uniforme. La unía a través de la proyección externa, conseguida en el imaginario gracias a su ubicación en el plano, sus sedes, su decoración, sus pautas de comportamiento del buen tono, sus prácticas de beneficencia y el empleo de criados. He seguido trabajando sobre este tema hasta hace muy poco, como demostré en mi ponencia “Creating Identities”  en el Congreso Internacional de la Sociedad Americana AHList (Madrid: UCM, 2012)

Respecto a las prácticas de beneficencia, estudié la reproducción del mundo aristocrático del Casino hacia los pobres madrileños o españoles en general. Pero también me adentré en la caridad hacia los socios empobrecidos, demostrando que el círculo –como guardián de la clase– cubría labores de protección social equivalente a una cofradía, guiándose por criterios de defensa de clase y no económicos. Respecto a los criados, estudié las redes de confianza tejidas entre patrones y sirvientes de la institución, analizando las formas de padrinazgo y protección basadas en el alto nivel de confianza que exigía el oficio. Examiné la organización laboral de los sirvientes y su profesionalización, demostrando cómo la delimitación de estos oficios dependía inicialmente de la voluntad aleatoria de los socios del círculo y posteriormente de los patrones tomados de la administración.

Cuando la parte concerniente a la representación estaba gestada, la convocatoria internacional de los Premios Villa de Madrid 2007 le otorgó una mención especial por su estudio El Casino de Madrid: Un espacio de representación de la élite en el siglo XIX. La parte que analizaba de las formas de poder gestadas por la oligarquía en ese espacio de sociabilidad capitalina, titulada Sociabilidad y poder en el Casino de Madrid, recibió el Premio de Investigación Municipal “Antonio Maura” de los Premios Villa de Madrid 2008.

El ocio.

La parte referida a formas de ocio y arte contemporáneo realizadas por la autora pueden encontrarse en Academia.edu y en Dspace, así como las informaciones referidas a las artes vinculadas al tiempo de ocio (que antes se incluían en una página común), ahora están albergadas en el blog TeArTres, ISSN: 2444-7374 ( http://teartres.wordpress.com/)

 

Créditos:

La investigación de María Zozaya vinculada a las formas de representación social en los espacios de sociabilidad fue realizada con el apoyo del proyecto: “Movimientos sociales, corporativismo y políticas públicas en España en el periodo de entreguerras (1918-1939). Un análisis de los discursos y prácticas culturales de lo social” (CSIC-CCHS, 2012-2014). Refer.: HAR2011-27290.

Maria Zozaya

Nacida en Madrid en 1975. Doctora y Licenciada por la Universidad Complutense de Madrid, donde fue premiada con los máximos galardones de la Universidad. Ha recibido varios premios de investigación (PVM, AHS, Maestranza de Ronda). Cuenta con cuatro libros y múltiples escritos. Ha viajado a múltiples lugares del mundo con sus congresos. Vinculado a su estudio de la sociabilidad tiene una web de artes contemporáneas, http://teartres.wordpress.com/. Disfruta de una beca Postdoctoral de la FCT en el CIDEHUS, en la Universidad de Évora, en Portugal.

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterFacebookYouTube

3 pensamientos sobre “Lineas de estudio: Ocio y Sociabilidad”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Blog científico sobre las investigaciones de ocio, sociabilidad y élites contemporáneas en el tránsito del Antiguo Régimen al Liberalismo, por María Zozaya, doctora en Historia por la UCM, Madrid.